Día: 2 agosto, 2019

LIBRO DE LILLIAM HIDALGO BENITES : EL DOCENTE UNIVERSITARIO. PERFIL Y EVALUACIÓN DE SU DESEMPEÑO PROFESIONAL /  ES UN APORTE A LA ACADEMIA

Imagen Posted on

“Este libro nació de la experiencia de trabajar por varios años en la gestión académica junto a personas muy valiosas y con el liderazgo de la Vicerrectora Académica de la Universidad que vio la necesidad de revitalizar la gestión de nuestra Casa Superior de Estudios, a partir de allí hemos venido observando cómo se desarrollaba la actividad docente en la Universidad” señaló la Dra. Lilliam Hidalgo Benites en la presentación de su Libro El Docente Universitario. Perfil y evaluación de su desempeño profesional, el 26 de julio de 2019, en la Municipalidad Provincial de Piura.

La Dra. Lilliam Hidalgo precisó “Si bien el docente está investigando sobre la realidad social. Casi nunca centramos nuestro esfuerzo investigativo en lo que es la realidad de la Universidad, y la realidad de una Universidad pública es muy compleja, hay muchos factores que favorecen la actividad del docente y el desarrollo de los estudiantes, pero también hay muchos factores que limitan profundamente, la actividad de formación profesional que debería tener una universidad pública y entonces uno se pone a reflexionar hasta qué punto tendríamos que potenciar los factores que pueden  beneficiar una formación profesional y menguar aquellos que limitan y empobrecen la actividad docente universitaria”.

También la autora señaló “Por eso es que de todos los factores que influyen dentro de esta actividad, el docente es el elemento principal. Pueden no haber laboratorios, equipos, puede que haya mucha carencia, pero si existe un buen docente, el docente aun en medio de esas carencia tratará de dejar lo mejor de sí mismo”.

La Dra. Hidalgo Benites reconoció que “En nuestra Universidad existen esas carencias, pero no faltan los buenos docentes, preocupados por el desarrollo de sus estudiantes, preocupados por desarrollar bien su trabajo, observar estos comportamientos meritorios. El tema del docente universitario es un tema que me apasiona, de quienes hacen bien su trabajo. Cuando no se tiene arraigada la actividad docente, la labor se hace rutinaria”.

Los alumnos necesitan ser formados

Para la Dra. Lilliam Hidalgo “La actividad que hacemos cada día tiene una importancia fundamental, vital, porque el docente tiene desde su responsabilidad docente un grupo de muchos jóvenes que tiene la necesidad de formarlos. Algunas personas dicen que en la Universidad ya no se necesita la formación porque ya vienen formados de su casa, de la escuela primaria, secundaria, pero no es así, los alumnos necesitan ser formados todavía. Necesitan ser conducidos, direccionados para que puedan lograr lo que alguna vez nosotros nos hemos esforzado por alcanzar también, una profesión, alcanzándola desde un concepto con unos valores que enriquezcan a las personas y cuando ya estemos trabajando, seguir creciendo como profesionales, necesitamos ese contexto”.

Finalmente, la Dra. Hidalgo Benites precisó “Necesitamos un docente que cree un clima que haga posible que el estudiante siempre piense en positivo, que siempre sea capaz de alcanzar todas sus metas. Este libro es un aporte sencillo, trabaja lo que es el docente universitario tratando de señalar que el docente debe tener no solo sus competencias profesionales propias de su especialidad, sino aquellas competencias blandas que les permitan que los estudiantes vayan subiendo en su proyecto de vida, y trabaja el perfil mirándolo desde la ética y los valores. Ponemos de relieve la necesidad que enseñe lo que es, haga crecer a sus estudiantes, que les permita alcanzar sus metas”.

El libro es una valiosa contribución a la academia

Para el Lic. José Miguel Godos Curay, docente de la Escuela de Comunicación de la UNP, el Libro “Es un buen análisis sobre lo que el docente debe ser, sobre lo que el docente debe aplicar metodológicamente, para que sus conocimientos realmente obtengan resultados, pero todos los conocimientos son prospectivos, están orientados hacia un propósito último, qué es lo que persigue la Universidad, ¿graduar profesionales?, podría ser si nosotros miramos la epidermis, pero las funciones primordiales de la Universidad son mucho más profundas”.

Agregó “Como señala Federico Mayor Saragoza de la UNESCO: La universidad enseña a ser personas, los estudiantes aprenden a aprehender conocimientos, aprenden a hacer cosas y como viven inmersos en la sociedad aprenden a convivir en climas de tolerancia y respeto”.

En la opinión de Godos “Este libro es un libro epistemológico, el tema ético se desliza a lo largo del libro. Es un gran esfuerzo personal. Es una valiosa contribución para toda la sociedad, para la academia”.

También Godos Curay resaltó “El libro sistematiza la experiencia de la Universidad Nacional de Piura (UNP) por cumplir con el proceso de la mejora de la calidad docente y formativa. Ella (Lilliam) es la autora y editora es un caso poco común, eso tiene el mérito de ese aporte”.

Nuevas tendencias de la educación

La Mgtr. Adela Augusto Vílchez, docente de la Facultad de Ingeniería Civil de la UNP quien también tuvo a cargo la apreciación crítica de la obra recomendó leer este fantástico libro. Felicitó a la autora Lilliam Hidalgo por esta producción, fruto de un trabajo minucioso, de una investigación, es sumamente interesante dijo.

Asimismo, Augusto Vilchez explicó sobre “El Perfil profesional del docente universitario es un conjunto de rasgos expresados en competencias, actitudes, valores y compromisos que se ponen de manifiesto en el desempeño profesional. Hemos escuchado mucho de competencias que son un conjunto de saberes combinados, no es solo transmitir conocimientos, no podemos dejar de pensar que delante de nosotros  en las aulas tenemos a estudiantes ávidos no solo de conocimientos, que tienen tantas  habilidades que nosotros necesitamos guiarlos para que ellos puedan desarrollarlas, es por eso que de acuerdo a las nuevas tendencias de la educación y que están en este libro claramente definidas, el perfil de un docente universitario lo podemos dirigir en 4 áreas”.

En primer lugar, sobre el área de la docencia Augusto Vilchez comentó “Como les dije no es solo transmitir conocimiento, va mucho más allá de ello, es tener una serie de desempeños relacionados a todo el proceso de enseñanza aprendizaje, obviamente la parte del conocimiento disciplinario es muy importante. Pero todo esto tiene que ir más allá, porque es todo un proceso pedagógico, tenemos que ir erradicando a los docentes de plumón y pizarra que solo se dedica a dar conocimientos, evaluar mediante una prueba y se queda allí. El docente debe formarse y capacitarse en didáctica, para que ese buen desempeño que tenga en el aula gracias a esas competencias que pueda adquirir para poder desempeñarse allí, sea el resultado de que el estudiante va a poder obtener para su desempeño profesional”.

Indicó que “La docencia universitaria es una profesión, debemos que estar preparados, formados para estar frente a los estudiantes en el aula. Por ejemplo una maestría, un doctorado en educación, es lo que debería exigírsele al docente para poder estar preparado en su categoría. Particularmente vengo llevando el doctorado en ciencias de la educación y no saben cómo me ha cambiado la manera de  poder desempeñarme en el aula,  lograr que los estudiantes logren mucho más habilidades en este proceso de enseñanza aprendizaje, usar otras herramientas y si los docentes estuvieran formados en esta línea sería totalmente diferente”.

La investigación es esencial para un docente

Augusto Vilchez resaltó “La segunda área es la investigación, es esencial pero a la vez es obligatoria, necesitamos producir conocimientos científicos, tecnológicos, culturales, humanísticos, multidisciplinarios,  debemos responder a las necesidades de la sociedad, no puede ser que un docente universitario no sepa esquematizar un trabajo de investigación, que no conozca redacción, citar reglas APA, referenciar, sino sabemos investigar cómo vamos a enseñar a nuestros estudiantes, aquí quedaría acéfala la parte de investigación formativa, que tiene que ver mucho con la docencia que forma parte del proceso de enseñanza aprendizaje”.

“Otra área es la gestión académica, si lo que se quiere es lograr los objetivos institucionales, sino nos identificarse con la institución, sino  amamos a nuestra institución, cómo podemos identificarnos con la institución”, mencionó la docente.

Asimismo, indicó que “Una cuarta área es la Responsabilidad social universitaria, que es interactuar con todas las demandas de la sociedad y lo que nosotros necesitamos entender que estamos formando profesionales, y que toda formación tiene una connotación social, lo más importante de esta área es que vaya de la mano con valores éticos y que se van aprendiendo y desarrollando mediante el servicio de la sociedad. No se imaginan lo que el estudiante puede lograr cuando interactúa con la sociedad y cuando se trabaja con las habilidades blandas y el trabajo en equipo el resultado es maravilloso”.

 Augusto Vilchez concluyó “Nos lleva a una Reflexión desde dos lados, el lado del docente, debemos decir estamos preparados para ser docentes universitarios, pongamos freno a nuestras actividades rutinarias y empecemos a aprender a ser docentes universitarios, a formarnos para poder estar delante de los estudiantes que esperan mucho de nosotros y del lado de las autoridades universitarias deben de prestar atención al desempeño del docente, y esto se logra capacitando al docente”.

Se requieren profesionales con más humanidad

El Docente Darwin Hernández Zeta, Regidor de Educación y Cultura de la Municipalidad Provincial de Piura  expresó “La función del maestro universitario es clave para el desarrollo de las mentes de la humanidad,  de los nuevos  profesionales que el Perú necesita. Más allá del tema científico, hoy el mundo contemporáneo y  globalizado nos pide a gritos en el país y en Latinoamérica  el mantener la humanidad de los profesionales”.

Hernández Zeta invocó “No hay que perder ese perfil humanístico que debemos tener, para poder conquistar esos espacios que la humanidad,  el hombre aún no ha descubierto. Es gracias a esa conducción que los maestros de la Universidad se pueden volcar a las juventudes. Seguimos apostando por la educación en todos sus canales, en todos sus lenguajes”.

También el regidor Zeta señaló “Lilliam nos regala este libro para renovar nuestros votos, a aquellos que ejercemos la docencia y volcarlos en nuestros estudiantes, sin perder ese toque humanístico que nos hace falta. El Perú necesita más allá de profesionales,  hombres y mujeres con más calidad humana que se vuelquen en cada uno de los lenguajes de la profesión, en lo auténtico, en lo humanístico, en la salud, en lo tecnológico, etc”.

Pasión por los libros

Las palabras del brindis estuvo a cargo de la Mgtr. Gema Gálvez de Valencia expresó “Este brindis es por una gran persona, profesional, mamá y abuela, y por otro lado resaltar este gran logro, pienso que detrás de cada logro hay una decisión, una constancia, una fortaleza y un amor, porque hay que amar lo que hacemos, sé que mi mamá ama lo que hace, le apasionan los libros. Amar es hacer lo mejor siempre, y creo que con este nuevo libro estamos reflexionando lo que un gran docente universitario puede hacer frente al futuro de cada chico y chica que va a la Universidad, que es el futuro del mundo”.